Blog

Tipografia

Análisis de las características principales de una tipografía: tamaño, interlineado, altura, grosor, ascendentes, descendentes y serifas. Recomendaciones de uso según estas características.

  • Tamaño en puntos o el tamaño de la fuente. Parece un número que debería ser definido y consistente para todas las fuentes, pero en realidad no lo es. La mayoría de nuestra terminología de fuentes viene de cuando se hacían en plomo, y el tamaño en puntos de una fuente era la altura del bloque de plomo sobre el que se colocaba la fuente. Esto tiene relación con el tamaño real de la letra, pero no es completamente consistente. Por ejemplo, para el mismo tamaño en puntos, una letra S en Gill Sans es más alta que la S en Calibri.
  • Interlineado. Es costumbre tener un 20% del tamaño de tu fuente como tu interlineado, así que si tienes establecida una fuente de 10 puntos, visualmente tendrás 12 puntos entre cada línea.
  • La altura de las letras minúsculas (altura x). Esto es importante para el diseño online, porque las fuentes con mayor altura x serán más fáciles de leer en menores tamaños en puntos y en dispositivos de baja resolución. A la inversa, fuentes con una menor altura x, como Baskerville, se utilizan cuando estás intentando dar un aire de elegancia o de “Belle Époque” a algo.
  • Brotando hacia arriba y hacia abajo de la altura x están los ascendentes, como el asta superior de la h y el punto de la i, y los descendentes como la y, p, g. En general, una fuente con una baja altura x tenderá a tener largos ascendentes y descendentes, y una fuente con una mayor altura x tenderá a tenerlos más aplastados.
  • Las fuentes también pueden variar en grosor.  A veces verás grosores intermedios como “demibold” o “semibold”.
  • Las serifas. Las serifas son esos remates puntiagudos en los extremos de las letras que les dan apariencia cincelada.
  • Algunas fuentes también incluyen versalitas, que son versiones más pequeñas de mayúsculas y números. Pueden utilizarse como encabezados, o también pueden usarse para poner siglas y otros textos en mayúscula dentro de un bloque o cuerpo de texto. También existen los números en minúsculas, que son útiles cuando quieres que los números encajen con un bloque de texto más grande y que no sobresalgan.

¿Qué fuente debería usar?

 Normalmente las fuentes con serifas se recomiendan para el cuerpo del texto y las fuentes sin serifas se recomiendan para los encabezados.  La razón por la que esto es buena heurística es porque las serifas le dan a tus ojos algo a qué agarrarse, y en consecuencia son más fáciles de leer. Es una hipótesis interesante, aunque es difícil comprobarla: las diferencias individuales en los lectores pueden menguar cualquier efecto de manipulación de la fuente. Además, algunas personas leen mucho más rápido que otras y por lo tanto es difícil medir diferencias en la legibilidad de fuentes. Leer requiere familiaridad, no nacemos sabiendo cómo es una letra R, necesitamos practicar. Así que si aprendes con un estilo de letra R, probablemente seas más rápido con ese. Lo que inicialmente parecía una dicotomía entre con y sin serifas, dio lugar a una investigación consistente en débiles réplicas y contra-réplicas, y estudio tras estudio con hallazgos de que no hay diferencia.

Parece que los tipos con mayúsculas y minúsculas mezcladas se leen más rápido que todo en mayúsculas, supuestamente porque se obtiene mayor variación vertical con los ascendentes y descendentes en minúsculas, y eso da al ojo más información mientras lee. Además, las fuentes proporcionales parecen más rápidas que las monoespaciadas, como en una máquina de escribir.

Si estás colocando un gran bloque de texto, es mucho mejor utilizar un tipo de letra con el que mucha gente esté familiarizado. Si estás trabajando online, debes usar algo con una altura x relativamente elevada. Por otro lado, si estás haciendo un logo o un cartel, o algo que sea corto y con la intención de ser dramático, probablemente quieras utilizar algo un poco menos convencional como tipo de letra. Algo que capte la atención y sea único, memorable.

Por último, los tipos de letra tienen una reputación. Con el tiempo, algunos tipos de letras acaban significando ciertas cosas. Baskerville parece salida de una revista literaria, y Optima parece recordarnos a productos baratos de higiene de los 50.

Comentarios ( 1.799 )

    The comments are now closed.